Presenta Alcaldía la exposición “Mujer de Iztapalapa: Piel de bronce, fuerza de piedra”

Advierte diputado Gaviño que el problema de inseguridad es de impunidad, no de leyes
7 marzo, 2019
Al menos 160 mil personas catalogadas en pobreza alimentaria en Iztapalapa
7 marzo, 2019

Iztapalapa, 7 de marzo.- En el contexto del Día Internacional de la Mujer, la Alcaldía Iztapalapa presenta la
exposición “Mujer de Iztapalapa: Piel de bronce, fuerza de piedra”, que desde este
viernes 8 de marzo podrá apreciarse en la sede del gobierno local e incluye esculturas
femeninas en bronce de Salvador Jaramillo y Gustavo Néquiz.
Salvador Jaramillo (1964) es egresado de la Escuela de Pintura y Escultura La
Esmeralda, ha trabajado en los talleres de Francisco Zúñiga, Ignacio y Víctor Hugo
Castañeda, Fidencio Castillo, Rafael Guerrero, y se le considera uno de los herederos
de la Escuela Mexicana de Escultura.

Nació el 6 de marzo de 1964 en Tizapán, Ciudad de México, en 1976 su padre empezó
a trabajar con su sobrino Felipe Castañeda realizando pequeñas esculturas en mármol,
ya que su sobrino a su vez trabajaba con el maestro Francisco Zúñiga. Salvador
Jaramillo empezó a ayudar a su padre a preparar el bloque de mármol para realizar las
piezas y poco a poco le nació el interés por la escultura. Más tarde trabajó con
maestros como Francisco Zúñiga, Fidencio Castillo, Ignacio y Víctor Hugo Castañeda,
entre otros.
En la Escuela de Pintura y Escultura La Esmeralda conoció al escultor Armando
Amaya, con quien aprendió el modelado. En medio de estas enseñanzas surgió en
Jaramillo el gusto por los temas indígenas, que a la larga se convertirían en el eje
central de su trabajo escultórico.
Desde hace 50 años Salvador Jaramillo vive en Iztapalapa y su obra ha sido apreciada
en diversos países. Respecto de su trabajo, señala: “Mi obra es un homenaje a la
cultura prehispánica, ese mundo fascinante de grandiosas tallas en piedra, sus códices,
sus glifos y sus pinturas murales, en los que representan el poder de los imperios maya
y azteca”.
Respecto al carácter de su obra, que ha sido calificada como costumbrista, Jaramillo ha
dicho: “Yo me mantendré en ella. Creo en las costumbres mexicanas, por eso los
vestidos y grabados en cada pieza. Seguiré haciendo esto y de manera más compleja. Para mí es magnífico exhibir estas piezas, porque representan lo más valioso de
México”.
En la exposición se contará también con trabajos escultóricos de Gustavo Néquiz,
arquitecto y escultor heredero de la tradición que aún mantienen los canteros de
Chimalhuacán, estado de México. Néquiz es uno de los maestros de la Escuela Taller
del Cantero, en Chimalhuacán, su trabajo recupera aspectos de la arquitectura
contemporánea y elementos abstractos en consonancia con los materiales pétreos
propios de la tradición escultórica mesoamericana.
“Gracias a mi padre, Anastacio Néquiz, que fue tallador de la obra de grandes maestros
de la escuela mexicana, nací viendo esculturas realistas y abstractas, y después de
estudiar arquitectura en la UNAM y artes plásticas en la Esmeralda, decidí retomar la
tradición de canteros de mi pueblo, Chimalhuacán, y de esto ya hace 35 años”, ha dicho
el artista.
Con Gustavo Néquiz el arte de la talla en piedra se ha sofisticado y actualmente se
encuentra innovando con la creación de diseños en distintos materiales, que van de la
cantera al mármol, el ónix y la obsidiana.
La exposición “Mujer de Iztapalapa: Piel de bronce, fuerza de piedra”, con más de 20
esculturas alusivas a la mujer, se inaugura este viernes 8 de marzo en la sede de la
Alcaldía Iztapalapa, a las 11 horas.(Boletín)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *