Ganó el concurso global de diseño sustentable Lafarge Holcim 2018 el Parque Hídrico La Quebradora

Nuevo Gobierno avanzará en la realización de un censo para conocer los lugares y el número de viviendas afectados por terremoto del 19 S
7 septiembre, 2018
En Iztapalapa se gesta un cambio histórico en el manejo del agua de la Capital
9 septiembre, 2018
  • La competencia de diseño sustentable más importante del mundo otorgó el Oro a dos expertos de la UNAM

Iztapalapa, 8 de septiembre.- El equipo de trabajo dirigido por la Maestra Loretta Castro, de la Facultad de Arquitectura y el Doctor Manuel Perló, del Instituto de Investigaciones Sociales, ambos de la UNAM, ganaron la Medalla de Oro en el concurso global de diseño y construcción sustentable más importante del mundo, por su proyecto de Parque Hídrico La Quebradora, en Iztapalapa.

Los proyectos ganadores de los Global Lafarge Holcim Awards 2018 de Oro, Plata y Bronce fueron otorgados a equipos  de arquitectos y diseñadores de México, Nigeria y Estados Unidos, respectivamente. Los proyectos muestran cómo la innovación en el diseño, la construcción y los materiales produce infraestructura sustentable que se destaca por su función social, ecológica y económica.

Manuel Perló y Loretta Castro, ganadores del Premio de Oro.

Los premios de Oro, Plata y Bronce de la competencia fueron entregados en un auditorio de la Antigua Escuela de Medicina de la UNAM en la  Ciudad de México el 7 de septiembre, en una emotiva ceremonia en la que estuvieron presentes los integrantes del Consejo de Administración de la multinacional cementera Lafarge Holcim y donde no faltaron los bailes folclóricos y la alegría característica de esta temporada en México.

El Consejo de Administración de Lafarge Holcim decidió entregar los premios a lo más destacado del diseño y construcción de proyectos arquitectónicos sustentables a nivel global en la Ciudad de México, porque es en Iztapalapa, delegación del suroeste del Valle de México donde se lleva a cabo el proceso de construcción del proyecto ganador del premio Oro,  Parque Hídrico La Quebradora, que destaca la importancia del agua como recurso en contextos urbanos.

Los proyectos que llegaron a la cima de la competencia sobre diseño sustentable más importante del mundo fueron seleccionados entre más de cinco mil  propuestas para ser implementadas en 131 países.

“Tanto el proyecto ganador del premio Oro como el de Plata son ejemplos de lo que puede lograr el diseño sustentable en la construcción; y el Bronce es una iniciativa impulsada por la comunidad que abre un nuevo camino,” expresó en un video mensaje Alejandro Aravena, presidente del jurado de los Global Lafarge Holcim Awards.

Dione Anguiano con los ganadores del Premio de Oro.

A la ceremonia de entrega de los Premios Globales asistió como invitada de honor la Jefa Delegacional en Iztapalapa, Dione Anguiano, a quien los ganadores del Oro reconocieron su apoyo y confianza para sacar adelante el proyecto de La Quebradora.

La Ciudad de México se localiza en una planicie a una altitud de 2250 metros sobre el nivel del mar, en un valle rodeado por montañas en tres lados, entre ellas el Popocatépetl e Iztaccíhuatl, . En medio de la llanura estuvo alguna vez el Lago de Texcoco. En una pequeña isla en ese lago los aztecas fundaron  La Gran Tenochtitlán a principios del siglo XIV. La ciudad fue destruida durante un sitio impuesto por los conquistadores españoles quienes sobre sus ruinas construyeron la Ciudad de México.

Hoy día, la metrópoli con unos 20 millones de habitantes, es una de las más grandes del mundo. El Lago de Texcoco se fue gradualmente drenado conforme crecía la población; ahora está totalmente seco, con las graves consecuencias  para la vida en todo el Valle de México.

El desierto ha crecido y plantas y animales endémicos han desaparecido para siempre. El agua del subsuelo ha sido sistemáticamente bombeada para hacerla potable, lo que ocasionó que las reservas de agua cayeran significativamente.

En este marco parece algo propio de una novela  de García Márquez que la ciudad también se sature de agua cuando hay alguna tormenta de las que cada año causan momentáneas inundaciones de vecindarios completos.

Gaceta de Iztapalapa ha hecho la cobertura periodística del proyecto ahora ganador del Premio de Oro por su propuesta de desarrollo sustentable. Para saber más dale click a los vínculos de aquí abajo:



Parque Hídrico La Quebradora representa un cambio de paradigma en el tratamiento del agua

Urge nuevo modelo de gestión del agua para solucionar crisis hídrica

Parque La Quebradora, ejemplo de manejo de agua a través del mejoramiento del espacio público

Parque Hídrico “La Quebradora” ganó el premio internacional de ingeniería LafargeHolcim, en la categoría Hidropunción



Con aproximadamente dos millones de habitantes, Iztapalapa es la delegación más habitada de las 16 que integran la Ciudad de México. En Náhuatl significa “agua sobre lajas” en alusión a que el lugar hace menos de cien años fue la costa sur del Lago de Texcoco.

A pesar de que el lago desapareció, el agua sigue siendo un tema esencial para Iztapalapa. El abasto de gua en la delegación es deficiente. El agua de la llave no siempre está disponible y su calidad es muy mala.

Mapa del sistema lacustre que se secó en la Cuenca del Valle de México.

El acuífero subterráneo que durante muchos años fue la principal fuente de agua para la capital mexicana ha sido bombeado por pozos hasta casi secarlo. Agua de otras planicies ha sido transportada mediante el sistema Cutzamala a un elevado costo, pero el abasto alcanza solo para la tercera parte de los habitantes de la capital.

Para empeorar las cosas, la red de distribución es obsoleto y alrededor del 40 % de agua se pierde. Las autoridades habilitaron camiones con tanques gigantes para intentar abastecer de agua en los lugares que más lo necesitan, pero el agua que distribuyen es de baja calidad.

El agua embotellada se ha convertido en parte de la vida cotidiana de los capitalinos. Algunas familias usan más del 20 % de sus ingresos en adquirir agua.

Paradójicamente, en Iztapalapa también luchan contra el exceso de agua, en este caso en la forma de fuertes tormentas. La ciudad está localizada en la Cuenca del Valle de México. Una de las pocas cuencas lacustres cerradas del mundo, lo que significa que toda el agua que cae durante las lluvias no tiene una salida natural. El problema se incrementa por el hecho de que el subsuelo de la cuenca está saturado y la red del drenaje tapada con basura en muchos lugares

Para colmo de males, la Ciudad de México se hunde, lo que ocasiona daños a la red del drenaje, como también lo hacen los terremotos que continuamente sacuden a  la capital. Esta situación es particularmente grave en Iztapalapa porque la delegación se localiza en el punto más bajo de la cuenca y el agua de las tormentas fluye naturalmente hacia allá.

La propuesta de la Maestra Castro y el Doctor Perló es una muestra clara de que es posible y urgente cambiar el paradigma en el manejo del agua en la Cuenca del Valle de México. Toca a las personas que toman decisiones en el gobierno esperar a que los conflictos sociales originados por la escasez o exceso de agua originen una explosión social, o bien se atrevan a pensar de otra forma a la hora de implementar políticas públicas para el manejo sustentable del agua, cuyo acceso por la población es ya un Derecho Humano inalienable y plasmado en la Constitución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *