Costaría $170 mil millones de pesos cancelar obra del Nuevo Aeropuerto Internacional de México

Comparativo de precios al consumidor de productos básicos en la Central de Abasto
14 octubre, 2018
Temporada de calabaza y camote llegó al Terreno de Piedra del sector de Flores y Hortalizas de la Central de Abasto
15 octubre, 2018

Nuevo Aeropuerto Internacional de México.

Iztapalapa, 14 de octubre.- Diputados de la Comisión Especial para el Desarrollo Aeroportuario Integral del Congreso de la Ciudad de México,  realizaron ayer un recorrido en la zona de obra del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, NAIM,  en la confluencia de los municipios Ecatepec y Nezahualcóyotl, en el Estado de México.

Integrantes de la Comisión Especial para el Desarrollo Aeroportuario Integral del Congreso con ingenieros responsables de la obra del nuevo aeropuerto.

Durante la visita a la magna obra de infraestructura el Diputado por Iztapalapa  Jorge Gaviño, presidente de la Comisión legislativa, informó que el Congreso de la Ciudad de México trabajará con todos los partidos y colegios de expertos  para  presentar  una opinión con vistas a la consulta sobre la conveniencia o no de terminar de construir la gigantesca terminal aérea, que se realizará del 25 al 28 de este mes.

El también coordinador del Grupo Parlamentario del PRD aseguró que derivado de esta primera gira de trabajo,  se realizará un informe con los datos técnicos y financieros de esta propuesta de construcción,  que se pondrá a disposición de la opinión pública.



Escucha al Diputado Jorge Gaviño. Dale click al archivo de aquí abajo:

Jorge Gaviño. PRD.



Costaría 170 mil millones detener la obra

Por su parte, el ingeniero Raúl González Apalaoza, Director de Construcción del Proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, hizo una exposición a los diputados y reporteros que acompañaron a la Comisión Legislativa en la sala de usos múltiples de la residencia de Ingenieros, donde con el apoyo de tecnologías de información de última generación y proyectores, resumió desde la Génesis del proyecto en un despacho de Londres, hasta las más recientes vicisitudes del complejo plan estratégico para financiar el aeropuerto en ciernes.

Raúl González Apaolaza. Director de Construcción del NAIM.

El ingeniero González dijo que el Grupo Aeroportuario espera el resultado de la consulta popular sobre la conveniencia o no de continuar el proceso de construcción de la 1° etapa del proyecto, pero advirtió que las pérdidas por detener la obra serían por unos 60 mil millones de pesos, a lo que se agregarían otros 110 mil millones  para las indemnizaciones por las posibles demandas de las empresas afectadas.

Más tarde, en entrevista con reporteros, el ingeniero González informó que las obras continúan con su ritmo normal, pero como se suspendieron los procesos de licitación el proceso constructivo del aeropuerto podría verse afectado porque el concurso por la red subterránea de distribución de combustible podría no realizarse según el cronograma de la obra.

La versión oficial del Grupo Aeroportuario indica que concluyeron seis obras preliminares, entre ellas 33 kilómetros de barda anti terrorismo perimetral, accesos, campamento, drenaje temporal, limpieza, nivelación y retiro de escombros del terreno.

Indica también que se trabaja simultáneamente en los procesos constructivos del edificio terminal, la torre de control y 3 de las 6 pistas que incluye el proyecto original.



Estas son algunas de las láminas del audiovisual que presentó el ingeniero González Apaolaza:



Ecocidio en puerta

De concretarse el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México el daño ambiental resultaría en la pérdida  de hábitats naturales  que afectaría varias especies de flora y fauna endémicas y migratorias.

La Organización de Aviación Civil Internacional, OACI, señaló que “existe un riesgo aviar” para los aviones al referirse a las aves migratorias que año con año llegan procedentes de distintas partes del continente huyendo del frío invernal.

El Vaso del Lago de Texcoco, donde se construye el gigantes aeropuerto, es un foco de atracción de fauna y flora migratoria, también de especies acuáticas endémicas y su condición de humedal artificial en proceso de restauración permite 100 mil a 150 mil ejemplares de más de 153 especies sobrevivan el invierno cada año.

La cantidad más importante de aves migratorias se observa entre los meses de septiembre a marzo, cuando procedentes de Alaska y Canadá, llegan varias especies de patos, otras especies de aves marinas así como Chichicuilotes mexicanos.

En la zona del NAIM existen 14 especies de aves acuáticas endémicas que se reproducen ahí y una población estimada en más de 6 mil ejemplares, incluidos patos de varias especies, Ibis, aves playeras, zambullidores, águilas, halcones, aguilillas, gavilanes y varias especies de mamíferos roedores.

La aves migratorias proceden de Alaska, Canadá y Estados Unidos. Lo que queda de la laguna artificial Nabor Carrillo y del Ex Vaso del Lago de Texcoco, forman parte de un complejo sistema lacustre de la Cuenca del Valle de México, lugar al que por información genética las aves llegan a pasar el invierno.



Testimonio gráfico del avance de la construcción del NAIM, que según el Grupo Aeroportuario tiene el 31 % de avance en la obra.



 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *