Congreso de la Ciudad de México pidió suspender obras del Cetram Constitución de 1917 y del Museo Papalote Iztapalapa

Tenemos visiones distintas de la realidad en lo que respecta a los posibles aeropuertos: Dip. Jorge Gaviño
18 octubre, 2018
19 octubre, 2018
  • Diputados solicitan los documentos que sustentan las gestiones jurídicas y administrativas del proyecto

Iztapalapa, 18 de octubre.- El Congreso de la Ciudad de México aprobó un Punto de Acuerdo para solicitar al gobierno de la capital información sobre el proyecto que plantea la construcción de un hotel, una plaza comercial y un Papalote Museo del Niño en el Centro de Transferencia Modal (CETRAM) del Metro Constitución de 1917.

Este Punto de Acuerdo, que fue propuesto por el diputado por Iztapalapa Miguel Ángel Macedo Escartín, de Morena, requiere a la Oficialía Mayor del Gobierno de la Ciudad de México un informe pormenorizado acerca del contrato de concesión de un área de este CETRAM, solicita al Secretario de
Desarrollo Urbano y Vivienda y a la Dirección General de Centros de Transferencia Modal los documentos que sustentan las gestiones jurídicas y administrativas del proyecto.

Miguel Ángel Macedo Escartín. Morena.

Asimismo, pide al Sistema de Aguas de la Ciudad de México informe si efectuó estudios para conocer el impacto de esta obra en el suministro de agua potable de la zona; y solicita al Jefe de Gobierno de la Ciudad de México considere la suspensión de las obras en tanto las dependencias involucradas remiten la información y documentación requerida para constatar que los procedimientos para el otorgamiento de las concesiones fueron realizados con apego a derecho.

El legislador destacó la importancia de incluir la opinión de los habitantes de la Ciudad de México en la toma de decisiones de los temas que habrán de perjudicarlos o beneficiarlos.

En su intervención en Tribuna, Macedo Escartín relató que el 16 de febrero del 2016 se publicó en la Gaceta Oficial del Distrito Federal la declaratoria de utilidad pública del predio, y el 31 de marzo del mismo año se publicó el decreto para expropiar un área del CETRAM del Metro Constitución de 1917. “El terreno señalado es de 50 mil metros cuadrados y fue concesionado para su explotación a la iniciativa privada, bajo el argumento de que es de utilidad pública”, señaló.

Aseguró que las autoridades no han informado los criterios que se utilizaron para los proyectos, las características para considerarlos de utilidad pública, ni las condiciones bajo las que se facultó a particulares para administrar la plaza comercial, hotel y museo que se edificarán en esta área. “El sentir generalizado de los ciudadanos es que existe opacidad en el proceso de concesión”, afirmó.

Expuso que la construcción de esta obra ha acentuado problemas de movilidad peatonal y tráfico en la zona. “En cuanto al suministro de agua potable, tampoco se ha dado a conocer si se contemplaron las acciones relacionadas para atender el tema, por lo cual es importante que la Dirección del Sistema de Aguas de la Ciudad de México informe si se realizó algún estudio para conocer el impacto que dicha obra generará, ya que como es sabido, en la zona oriente la carencia de agua es de hace varios años atrás”.

“El museo es un proyecto público-privado, en el cual el Gobierno de la Ciudad de México cede el terreno y realiza la construcción, mientras que el Patronato del Museo del Niño aportará el equipamiento necesario. Tenemos datos de que en el presupuesto 2016 para la Ciudad de México se consideraron 232 millones de pesos para la obra Papalote Museo del Niño en Iztapalapa”, señaló.

Agregó que el concepto de utilidad pública fue mal aplicado, porque se entregó a un particular la concesión para explotar un espacio que era de beneficio para todos.

“Es cierto que Iztapalapa necesita proyectos como museos, escuelas y centros culturales que beneficien e incentiven la inversión en beneficio de los habitantes de la Alcaldía y en general de los habitantes de esta gran ciudad, pero esto no debe de ser de ninguna manera a cambio de concesiones de bienes públicos”, indicó.

A este acuerdo se suscribieron las diputadas Marisela Zúñiga Cerón, Leticia Varela Martínez, Esperanza Villalobos Pérez, María Guadalupe Aguilar Solache y María Guadalupe Chavira de la Rosa, de Morena; Jannete Guerrero Maya, Circe Camacho Bastida y Leonor Gómez Otegui, del PT; y los diputados José Luis Rodríguez Díaz de León, Marco Antonio Temístocles Villanueva Ramos, Virgilio Caballero Pedraza, Rigoberto Salgado Vázquez y Alberto Martínez Urincho, de Morena, y Miguel Ángel Álvarez Melo, del PES.

Por su parte, la diputada María Gabriela Salido Magos, del PAN, sugirió adicionar a este Punto de Acuerdo la solicitud de información referente a las medidas de integración o mitigación, y de protección civil, dado el impacto en la zona que traería el proyecto. El Pleno del Congreso aprobó la adición de la diputada Salido.(Boletín)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *