Terremoto afectó gravemente a la población más pobre de la Ciudad de México

Protección Civil de ALDF informó que los centros de entretenimiento masivo son seguros
1 octubre, 2017
Janet Hernández propuso que se construyan en zonas de grietas de Iztapalapa casas antisísmicas
2 octubre, 2017
  • Aumentó a 8 mil 500 el número de casas con riesgo estructural
  • Anguiano Flores demandó a la Cámara de Diputados  un fondo especial de  50 mil millones de pesos para reconstrucción de vivienda

Dione Anguiano informó que desde la noche de este viernes se implementó un operativo de distribución de agua en pipas en unidades habitacionales, especialmente en 150 donde no hay líquido, para lo cual se destinaron 30 carros tanque con capacidad de 45 mil litros.

La jefa delegacional en Iztapalapa hizo un llamado a la población para que se abstenga de almacenar agua. “Es comprensible el temor a quedarse sin líquido, pero ahora lo mejor es tomar solo la necesaria y permitir que los vecinos también sean abastecidos”, dijo.

Indicó que los operadores de las pipas tienen la obligación de entregar gratuitamente y sin distinciones el agua a todos los vecinos, las veces que sean necesarias por eso deben evitar acumularla.

Tandeo de agua en colonias afectadas en Iztapalapa por el terremoto del 19 de septiembre de 2017.

Por otro lado, Dione Anguiano Flores, demandó a la Cámara de Diputados establecer un fondo especial de por lo menos 50 mil millones de pesos para reconstrucción de vivienda, a fin de que haya suficientes recursos para que los miles de mexicanos afectados por los sismos del 7 y 19 de septiembre recuperen a la brevedad las condiciones en que habitaban sus casas antes de los terremotos.

El Gobierno de la Ciudad de México y la Asamblea Legislativa, añadió, también deben establecer un fondo suficiente para apoyar a la reconstrucción de las viviendas dañadas y formular un plan de ahorro para financiar programas de este tipo.

El aumento en los recursos federales para reconstrucción debe realizarse mediante la creación de ese fondo especial, el cual debe tener los recursos etiquetados exclusivamente para reedificar las casas destruidas en los municipios y delegaciones afectados, así como las reglas de operación y sanciones para evitar anomalías en su manejo.

Además, deben considerarse recursos para la reconstrucción de escuelas, vialidades e infraestructura urbana, como redes de agua potable y drenaje que también resultaron seriamente afectadas  por los sismos.

Respecto del monto de 38 mil 500 millones de pesos que ha estimado el gobierno federal para reconstrucción, la Jefa Delegacional indicó que debe ser mayor porque aún no se ha cuantificado totalmente la magnitud de los daños. En Iztapalapa, agregó, se tuvo una estimación inicial de ocho mil casas afectadas, pero ésta cifra ya aumentó a ocho mil 500.

Aún no se ha cuantificado totalmente la magnitud de los daños en Iztapalapa.

Anguiano Flores expresó su disposición a acudir a la Cámara de Diputados con vecinos afectados y toda la información necesaria para mostrar a los legisladores la magnitud de los daños generados por el terremoto en esta demarcación, la más poblada de todo el país y también la más afectada por pérdidas materiales, pues hay colonias donde las casas de cuadras enteras resultaron severamente dañadas, al igual que las calles.

Destacó que para solventar los gastos de reconstrucción no es necesario que los legisladores federales incrementen la deuda pública, sino que dentro de la misma propuesta de Presupuesto de Egresos por 5.2 billones de pesos que entregó el Gobierno Federal a la Cámara, se pueden redistribuir los recursos.

Es posible – añadió Dione Anguiano – reducir gasto corriente como pago de celulares, gasolina, alimentación, viajes al extranjero de funcionarios y legisladores, así como pensiones de expresidentes, entre otros, de funcionarios, así como hacer uso racional de recursos materiales, lo que permitirá contar con el presupuesto suficiente para la reconstrucción de vivienda destruida, que afectó a la población más pobre de la Ciudad de México y de estados como Oaxaca y Chiapas, principalmente.

Recordó que conforme a opiniones de especialistas, en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2018, se estableció una partida para el FONDEN que representa aproximadamente el 0.3 por ciento de los 5.2 billones de pesos estimados como gasto federal. La proporción es insuficiente pues debe financiar la reedificación derivada de los sismos de septiembre, pero tener fondos para cualquier contingencia que pueda presentarse en 2018.

Anguiano demandó presupuesto suficiente para la reconstrucción de vivienda destruida, que afectó a la población más pobre de la Ciudad de México.

La Jefa Delegacional planteó también que los legisladores valoren la posibilidad de establecer un programa de incentivos fiscales a empresas dedicadas a la venta de materiales para la construcción y profesionales de la edificación, que ofrezcan promociones y mantengan sus precios bajos. Recalcó que es momento de solidaridad, por lo que hoy menos que nunca se debe incurrir en abusos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *