Se fractura el PRD de Iztapalapa

El Día del Amor la Central de Abasto pone al alance de la población flores y arreglos a bajo costo
13 febrero, 2018
Ofrecerán conteos rápidos del IECM certeza sobre tendencias de elección de Alcaldías
14 febrero, 2018
EN OPINIÓN DE:Ana María Loera Velasco.

  Concluyó el periodo de Precampañas, 40 días legales para que los precandidatos tanto para algún cargo federal, así como local se hicieran presentes ante el electorado y la población, que nos ha dejado varias e importantes lecturas.
La primera es que tal parece que el PRD vive sus últimos días al frente de la Ciudad de
México, después de 20 años de reinado, varias encuestas y diversas opiniones
periodísticas han dejado ver entre líneas que su dirigencia estatal parece empeñada en
entregarle la Ciudad y varias delegaciones a Morena, inclusive sin dar la pelea en el
próximo proceso electoral.
Aunque Morena igual que el PRD no ha sabido catapultar a su candidata, eventos sin
propuestas sin poder hacer clic con la gente que acude a sus eventos, además que
intentan fingir algo que no han podido conseguir y es atraer el voto corporativo y
ciudadano simplemente por que su candidata es gris y que trae a cuestas el caso del
Colegio Rébsamen en donde lamentablemente murieron 19 niños por motivos de
negligencia de su administración aunado a la opacidad de los segundos pisos que entre los
que saben dicen que están llenos de irregularidades y corrupción y si le seguimos
escarbando nadie le cree que se ya no esta ligada a su exmarido Carlos Imaz, marcado
como de los principales corruptos del antiguo PRD a la par que Rene Bejarano.
En el denominado nuevo PRD Raúl Flores y Héctor Serrano, apoyados por Miguel Ángel
Mancera y la corriente Vanguardia Progresista hace ya 5 años, son los principales
responsables de la debacle del perredismo en 2015, en donde por primera vez el PRD
entrego la administración de delegaciones como Azcapotzalco, Cuauhtémoc, Magdalena
Contreras, Milpa Alta, Tláhuac, Tlalpan, y Xochimilco.
El pasado sábado en un intento por mostrar el músculo del PRD se realizaron cierres de
campaña en tres de las demarcaciones más grandes de la capital; Iztapalapa, GAM e
Iztacalco, previamente Venustiano Carranza todas ellas perredista por excelencia,
Iztapalapa la denominada Joya de la Corona por los votos que representa al perredismo en

la ciudad y en el país hoy por hoy se mostró débil y dividida, un evento publicitado como
cierre de la precandidata oficial (sobrina de Dione Anguiano) quien por cierto oculta a
toda vista su apellido “Anguiano” (será que no quieren que la liguen o que la comparen
con la tía), a quien acompañarían Ricardo Anaya y Alejandra Barrales, al final de cuentas
fue un evento desangelado, sin consenso y sobre todo apático; sin dejar de mencionar que
de nueva cuenta se mostraron vídeos donde se muestra el pago de $200 y entrega de
despensas a los asistentes.
La Delegada y su candidata haciendo uso de las viejas prácticas a la usanza priista
obligaron a ambulantes, comerciantes, tianguistas para que asistieran, en un inicio habían
prometido 50 mil asistentes, cifras dadas por el equipo de Alejandra Barrales llegaron 20
mil, pero la realidad mostró no más de 7 mil asistentes, muy por debajo del evento en
Gustavo A. Madero, donde Victor Hugo Lobo mostró toda la fuerza posible por si el
partido quiere hacerle una jugarreta y quitarle de nueva cuenta su lugar al Senado.
De los puntos más negativos es el que después de anunciarse con bombo y platillo la
llegada del candidato presidencial Ricardo Anaya, este finalmente no asistió, se dice en los
pasillos del partido y de la delegación Iztapalapa que el precandidato no acepto ir a
Iztapalapa porque se muestra divido, que solo acudiría si todos los precandidatos del PRD
fueran invitados y confirmaran su asistencia, cosa que no sucedió ya que fuentes del
partido afirman que tanto Raúl Flores como Alejandra Barrales, han despreciado a los tres
precandidatos y han querido figurar una cargada en favor de la sobrina de Dione
Anguiano, los hechos lo atribuyen a la publicación de una carta signada por uno de los
precandidatos Alfredo Hernández Raigosa “El Camarón”, donde pidió piso parejo para la
elección del candidato, cuentan que Anaya prefirió mantenerse al margen del problema y
les dio el plantón, si esto es cierto como lo cuentan en el PRD, es increíble que la cordura
cupo mejor en un panista que en su propio partido.
En balde todo el trabajo y esfuerzo de la precandidata oficial ya que por acuerdo de los
grupos políticos al final esta no pudo hacer uso del micrófono, con un templete que

mostro grandes ausencias y un PRD dividido, entre las que destacan el Presidente y
Secretario General del PRD y dirigentes de renombre del PAN o de MC de la CDMX.
De igual manera si la intención era mostrar músculo, las ausencias de los otros tres
precandidatos Arturo Santana, Francis Pírin y El Camarón Alfredo Hernández Raigosa
fueron notorias, los dos primeros con un trabajo muy focalizado en zonas de Iztapalapa
como son la Sierra de Santa Catarina y Cerro de Estrella, y el Camarón en toda Iztapalapa.
La no invitación a los demás precandidatos por parte de la dirigencia del partido en la
ciudad y de la propia precandidata Alejandra Barrales y Raúl flores respectivamente, solo
muestran que están queriendo hacer una cargada en Iztapalapa, pero no se han dado
cuenta que lo único que provocaron es la división del PRD en tan importante bastión y así
quieren enfrentar a morena en las urnas y no es que traigan a la mejor candidata (por
imposición de Andrés Manuel) sino que morena esta apostando al empuje que tiene el
peje en la ciudad, pero la dirigencia del PRD esta priorizando a los intereses monetarios a
los intereses de la población de Iztapalapa, Raúl Flores que se jacta en la asamblea de ser
un demócrata, le ha quedado de nueva cuenta grande el puesto y si sigue así pues que ya
mejor entregue la batuta a alguien que si quiera ver ganar al PRD o de plano dejar la
presidencia del PRD a alguien que si tengan las mínimas ganas de trabajar en la unidad y la
prosperidad del PRD y no en dividirla.
Aunado a lo anterior la administración de Dione Anguiano está plagada de denuncias de
corrupción y manipulación del presupuesto en favor de su sobrina, mientras que los
habitantes de iztapalapa sin obtener repuesta para que se atiendan los servicios básicos,
lo que ha generado que más del 70% de la población rechace la actual administración,
siendo un rotundo fracaso estos dos años de Anguiano.

¿Será que el perredismo vive sus últimos días al frente de Iztapalapa y por ende de la
Capital?, los errores de su dirigente estatal al no priorizar la unidad y la fuerza territorial
de los dirigentes sociales y junto con Alejandra Barrales queriendo figurar una cargada enfavor de unos y en contra de otros atentando contra la propia militancia, son síntomas de
las fractura que se vive en el PRD.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *