Realizaron en CEDA taller para eliminar conductas y actitudes que fomenten el acoso sexual en el trabajo

Gobierno actual dejará la Ciudad de México sin plan integral de transporte, ni de agua
16 julio, 2018
Distorsiones e insuficiencias en los modos de transporte así como en la red vial de la CDMX
18 julio, 2018
  • La oficina o empresa es el sitio en el que pasa una persona más horas al día y debe existir un clima sano de convivencia

Iztapalapa, 17 de julio.- Detectar violencia recurrente o sistemática sobre otra persona causando perjuicio profesional, daño patrimonial, económico o sufrimiento psicológico y físico, fueron los tópicos del taller Acoso Laboral o Mobbing, que especialistas y la Central de Abasto de la Ciudad de México impartieron a trabajadores del centro mayorista.

El abogado Javier Basulto Luviano, de la Unidad de Atención y Prevención de la Violencia Familiar (UNAVI) Iztapalapa, fue el encargado de la ponencia, en la que indicó que este problema de salud pública es una conducta negativa que se puede dar entre superiores y subordinados de un lugar de trabajo.

El especialista explicó que el mobbing o acoso laboral es cuando el agraviado, sin importar el género, sufre ataques ya sea directa o indirectamente contra su autoestima haciéndolo sentir excluido, maltratado o sub valorado.

Javier Basulto Luviano.

Al ser la oficina, empresa o despacho el sitio en el que más horas pasa una persona en el día, Basulto Liviano dijo que deben promoverse relaciones de trabajo respetuosas, cordiales y que fomenten la seguridad de sus integrantes.
“Cuando el ambiente en la oficina se altera por situaciones de violencia laboral, hostigamiento o acoso sexual, la consecuencia es un ambiente conflictivo y apático por parte del personal, lo cual limita su desarrollo integral en todos los ámbitos.

Debe combatirse con procedimientos que respeten sus derechos”, añadió el abogado. Durante la charla se mencionó que debe aplicarse una cultura de prevención para trabajar en un contexto sano, fortalecer las relaciones sociales y familiares que ayuden a evitar el acoso.

En el taller también se destacó la importancia de evitar ambientes hostiles mediante la promoción de entornos libres de violencia de cualquier tipo.

Finalmente, se recomendó a los asistentes que quienes han sufrido mobbing o conocen a alguien que haya sido víctima de ello, cuentan con servicios de atención y asesoría en psicológica, jurídica y en derechos laborales.(Boletín)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *