Llevan vida nueva con reforestación masiva en el Cerro de la Estrella

Inundación pone a prueba medidas de contingencia en Aztahuacán y Zaragoza
4 junio, 2019
Reubicación de tianguis de Santa Cruz busca generar mejores condiciones para comerciantes y clientes
8 junio, 2019

Iztapalapa, 5 de junio.- La alcaldesa Clara Brugada Molina puso en marcha el programa de reforestación
Iztapalapa sembrando vida, mediante el cual se plantarán 300 mil árboles en la
demarcación este año y un millón a lo largo de la administración, con el propósito de
mejorar el medio ambiente, preservar la salud de la población y comenzar a revertir el
déficit de áreas verdes y de sujetos forestales por habitante en esta demarcación.
Iztapalapa sembrando vida arrancó en el Cerro de la Estrella, donde Clara Brugada
estuvo acompañada por la secretaria de Medio Ambiente de la Ciudad de México,
Marina Robles, y contó con el respaldo de numerosas personalidades del deporte, las
artes, la academia, la iniciativa privada, así como iglesias, elementos de la Secretaria
de la Defensa Nacional, alumnos de todos los niveles educativos y, principalmente,
vecinos de distintas colonias, quienes se sumaron a esta jornada, efectuada en el
marco del Día Mundial del Medio Ambiente.
En la inauguración de este programa, la secretaria de Medio Ambiente anunció que el
Gobierno de la Ciudad de México aplicará este sexenio un programa de recuperación
de la capacidad del Cerro de la Estrella para retener agua de lluvia e infiltrarla al
subsuelo, en lo cual se invertirán 20 millones de pesos sólo en 2019.
Brugada Molina detalló que este miércoles quedaron sembrados 20 mil árboles de
distintas especies en un espacio de 17 hectáreas del Cerro de la Estrella y en unos
días más serán plantados los 40 mil previstos para este sitio que es tan emblemático
desde la época prehispánica.
Hoy se plantaron, entre otros: encino, pinabete, fresno blanco, sotol de desierto,
colorín, mezquite, huizache, tronadora, guaje y palo dulce.

Detalló que de los 300 mil árboles a plantarse este año, 40 mil fueron destinados al
Cerro de la Estrella, 80 mil a la Sierra de Santa Catarina, 10 mil al Cerro del Peñón y
170 mil a las calles, camellones y espacios públicos de la zona urbana de la
demarcación; de estos últimos, 70 mil son frutales y serán sembrados en viviendas.
La alcaldesa destacó que la Alcaldía hizo un censo de árboles existentes en la zona
urbana de Iztapalapa (es la única demarcación que cuenta con este instrumento) y se
contabilizaron 155 mil 161, lo que equivale a 0.05 árboles por persona.
Además, Iztapalapa es la demarcación que cuenta con menor porcentaje de áreas
verdes por habitante, lo cual influyó en que fuera la más contaminada durante la
contingencia ambiental registrada en mayo.
Ante esta situación, la Alcaldía Iztapalapa tomó la determinación de ser la primera en
impulsar un gran programa de reforestación que permitirá triplicar este año los 155 mil
árboles censados, y los nuevos estarán distribuidos entre la zona urbana y las áreas
naturales protegidas.
Con el censo, Iztapalapa es la primera Alcaldía que cuenta con un inventario en el que
cada árbol está identificado por especie y tamaño, así como georreferenciado, lo cual
permitió planear adecuadamente la reforestación en la que se abrirán las banquetas
para plantar cada individuo forestal, cuyas especies fueron seleccionadas conforme a
las características del suelo y de urbanización de cada zona, a fin de que crezcan
sanos y no afecten a la infraestructura urbana.
La reforestación, estableció, generará grandes e importantes beneficios a los cerca de
dos millones de iztapalapenses, así como a la población de la Ciudad de México,
“porque se combate el cambio climático, se crean microclimas naturales, se protegen
las zonas de recarga del acuífero, se conserva la humedad, se disminuyen las
partículas suspendidas y se protege el hábitat de especies endémicas”.
También se generan barreras naturales al polvo y a la mancha urbana, se contribuye a
remover la contaminación del aire, se genera oxígeno, se mejoran las condiciones del
suelo y se conserva la humedad, se evita la erosión, se propicia el desarrollo de fauna
y se mantiene la biodiversidad.
Durante el evento, la titular de la SEDEMA, Marina Robles García, también subrayó
que para el Gobierno de la Ciudad de México es una prioridad reverdecer el oriente de
la capital mexicana, pues en la medida que Iztapalapa cuente con áreas verdes, el
beneficio será para los habitantes de la demarcación y para los de toda la metrópoli.

En la inauguración, realizada en el museo del Fuego Nuevo, diversas personalidades
expresaron sus mensajes y opiniones sobre la reforestación, entre ellos el
basquetbolista Horacio Llamas, la boxeadora Mariana “La Barbi” Juárez, el futbolista
Alejando “Pikolín” Palacios, el actor Héctor Bonilla, directivos de la UAM Iztapalapa
Iztapalapa, del CCH Oriente, legisladores y artistas.
Todos ellos coincidieron en la importancia de repoblar de árboles Iztapalapa, la Ciudad
de México y todo el planeta con el propósito de preservar la vida y la calidad de ésta,
así como educar a los niños en el cuidado del medio ambiente. Expresaron su
reconocimiento a la alcaldesa Clara Brugada por iniciativas de este tipo.
Al concluir la ceremonia inaugural, la alcaldesa Clara Brugada Molina, los invitados
especiales, vecinos y trabajadores de la Alcaldía se dirigieron a diversos parajes,
previamente asignados para plantar los 20 mil árboles de este día.
A esta actividad también acudieron diputados locales, federales, concejales y
funcionarios de la Alcaldía Iztapalapa.(Boletìn)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *