Jefa Delegacional supervisó la recuperación del predio destinado a Panteón de Culhuacán

Colocaron 6 puestos de mando para mayor seguridad de los asistentes a la Central de Abasto
24 diciembre, 2017
El Presupuesto 2018 contempla invertir cerca de 9 mil mdp para la reconstrucción de la Ciudad de México
26 diciembre, 2017
  • En cumplimiento a orden ministerial de restitución del inmueble, autoridades del Gobierno Central y delegacional desalojaron a un grupo de invasores
  • La Delegación Iztapalapa comenzó de inmediato las obras para acondicionar el predio como panteón en beneficio de los habitantes del pueblo de Culhuacán

La Delegación Iztapalapa recuperó el predio destinado para panteón civil del pueblo de Culhuacán, mismo que estaba invadido por un grupo de personas que fueron desalojadas con el apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Procuraduría General de Justicia, ambas de la Ciudad de México.

El gobierno de la delegación inició de inmediato las obras para cercar el inmueble y comenzar su acondicionamiento como cementerio en beneficio de este pueblo iztapalapense.

Ante la invasión, que ya tenía varios años, la Delegación Iztapalapa presentó una denuncia por despojo ante el agente del Ministerio Público y en contra de quien resulte responsable. El representante social integró una carpeta de investigación y determinó ordenar la restitución del predio de 7 mil 500 metros cuadrados a favor de la Delegación, lo que implicaba desalojar a quien lo ocupara ilegalmente.

Por ello, en la noche de este jueves 21 de diciembre se realizó el desalojo de los ocupantes y recuperación del terreno con la presencia de la fuerza pública y la autoridad ministerial que atestiguó el procedimiento, mismo que se desarrolló sin violencia, luego de que quienes estaban dentro del inmueble fueron notificados de que deberían salir y se les permitió retirar sus objetos personales.

Dione Anguiano y el Dir. Gral Jurídico y de Gobierno, Lic. Ulises.

Dicho inmueble fue asignado a la Delegación Iztapalapa por el Gobierno de la Ciudad de México para el panteón del pueblo de Culhuacán, pero fue invadido por un grupo de personas, por lo que inició el procedimiento legal en el que el gobierno de la demarcación acreditó tener la razón y por eso el agente del Ministerio Público ordenó el desalojo de los ocupantes.

La Jefa Delegacional Dione Anguiano Flores, supervisó la recuperación del predio y refrendó el compromiso del gobierno que encabeza, de realizar la construcción del cementerio, para lo cual se tiene asignado un presupuesto de 10 millones de pesos para iniciar la obra, para beneficio de todos los habitantes del pueblo de Culhuacán.

“Tenemos todos los requisitos y permisos para poder recuperar esta propiedad pública, lo cual estamos haciendo en apego estricto a la legalidad y con respeto pleno a los derechos, por lo que hoy estamos dando inicio a la construcción de esta obra en beneficio de toda la comunidad de Culhuacán”, afirmó.

La servidora pública hizo un llamado a todos los habitantes del pueblo de Culhuacán y de toda Iztapalapa a no hacer caso a rumores sobre este tema. “Hoy les hablo para informarles, que van tener un panteón digno, eso es lo que estamos haciendo el día de hoy, tuvimos que utilizar la fuerza pública, porque hemos estado en muchas negociaciones, y no se había cumplido la palabra”.

Dione Anguiano reiteró que los 7 mil 537 metros cuadrados que comprende el predio estarán destinados a la construcción del panteón, lo cual es otro de los compromisos cumplidos por parte del gobierno que encabeza y en favor de los habitantes de la demarcación.

Es de destacar que los ocupantes ilegales del inmueble, ubicado en la esquina de avenida Tláhuac y Calle E, en el pueblo de Culhuacán, ya habían edificado ilegalmente un supuesto teocalli, espacio que presuntamente pretendían emplear para ceremonias luctuosas; así como una vivienda de aproximadamente 100 metros cuadrados con varias habitaciones, incluida una habilitada como cocina y un baño con loseta en el piso.

Al interior de esa vivienda también se encontraron latas vacías de bebidas alcohólicas e incluso un par de ratones muertos, pegados a una trampa, lo que revela el uso que presuntamente le daban a la construcción y las condiciones en que estaba.

A la llegada de las autoridades al predio en cuestión, se encontraban aproximadamente 20 personas, a quienes se notificó que debían desocupar el lugar y se les dio tiempo suficiente para retirar sus artículos personales, lo cual realizaron. También fueron sacados dos vehículos que estaban dentro del terreno del panteón.

Una vez que los ocupantes terminaron de sacar sus cosas comenzó simultáneamente la demolición de las construcciones que efectuaron ilegalmente y comenzó el cercado del inmueble con tubos de material denominado PTR y láminas galvanizadas, como primer paso del acondicionamiento para utilizarlo como panteón.

En el despliegue de servidores públicos participaron 250 elementos de la Dirección General de la Policía Metropolitana y 100 de la Policía Sectorial; 100 elementos de la Policía Delegacional, apoyados con 35 vehículos policiales, así como 30 agentes de la Policía de Investigación. Además, un centenar de servidores públicos de las Direcciones Generales Jurídica y de Gobierno y de Obras. (Boletín)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *