Inician obras de drenaje y repavimentación en el sector de abarrotes y víveres de la Central de Abasto

Voto electrónico será la modalidad que permitirá abaratar los costos del voto en el exterior
9 junio, 2019
Se destinaron recursos históricos para mejorar la infraestructura hidráulica y el suministro de agua a la población
11 junio, 2019

Iztapalapa, 9 de junio.- Después de 36 años de no recibir atención integral en su infraestructura, la Central de
Abasto comienza su transformación, el lunes 10 de junio, con la sustitución de la red de
drenaje y colocación de nuevos pavimentos en patios de maniobra y circuito vial.
Estas tareas se desarrollarán hasta diciembre, con una inversión de 500 millones de
pesos, de los 800 que el Gobierno de la Ciudad etiquetó para ejercer al interior del
mercado mayorista para su mejora.
Los trabajos estarán a cargo, primeramente, del Sistema de Aguas de la Ciudad de
México (SACMEX) y después de la Secretaría de Obras y Servicios capitalina (SOBSE).

Las obras se seccionarán en cuatro frentes, comenzando en el sector Abarrotes y
Víveres, con la intervención en patios de maniobra y vialidades circundantes, así como
en algunas zonas de la avenida principal. Dos semanas después, se intervendrá de
lleno el sector Frutas y Legumbres y Subasta.
A detalle, el SACMEX comenzará con la sustitución de 7 mil 748 metros de tubería de
colectores y atarjeas, por prácticamente todos las zonas del corredor comercial, que al
finalizar mitigará las inundaciones y encharcamientos que padece, mejorando sus
condiciones de salubridad.
Posteriormente, SOBSE colocará 500 mil metros cuadrados de nuevos pavimentos, con
una mezcla de asfalto y concreto hidráulico, éste último de 26 centímetros de espesor
en el centro de los patios de maniobra, donde se concentra el mayor impacto.
Las áreas de gobierno y Fideicomiso de la CEDA trabajarán en conjunto, apoyadas por
la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), para garantizar la movilidad al interior y
en el perímetro del centro de negocios, sin interrumpir su labor de abasto de alimentos
en la Ciudad de México, Zona Metropolitana y el país.
Entre la estrategia de movilidad planteada, se ubicarán lanzaderas de transporte de
carga y taxis, así como la apertura de estacionamientos alternos para Participantes,
visitantes y trabajadores, liberando espacio de obra y optimizando el flujo de vehículos.

Además de la sustitución de drenaje y pavimentos, el plan de renovación integral de la
Central de Abasto cuenta con la instalación de un Centro de Monitoreo C2 y un
programa de gestión de residuos, ambos proyectos a realizarse en breve.(Boletín)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *