Fracasó Morena en su intento de frenar la votación del dictamen sobre la termovalorizadora

Inició la demolición de la Torre Médica Churubusco en Calzada de la Viga
7 noviembre, 2017
IECM aprueba opinión técnica para realizar conteos rápidos en Proceso Electoral Local 2017-2018
8 noviembre, 2017
  • Crónica Parlamentaria

El resultado concreto del sainete legislativo que protagonizó la fracción del partido Morena en la ALDF fue la destitución por el pleno vía fast- track de la Presidenta de la Mesa Directiva,  la morenista Flor Ivonne Morales, por actuar de manera facciosa a favor de su partido, así como la aprobación del dictamen sobre la termovalizadora de basura, al que también se oponen los morenistas.

En el orden del día del 7 de noviembre de la Sesión Ordinaria de la Asamblea Legislativa del DF estaban también, en el marco de la llamada “Glosa” del V Informe de Miguel Ángel Mancera, las comparecencias de la Secretaria de Gobierno Patricia Mercado, y la del Consejero Jurídico, Manuel Granados, así como la votación en la Comisión de Derechos Humanos y en el Pleno del sucesor de Perla Gómez Gallardo al frente de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México.

Grupo Parlamentario de Morena se tomó la Tribuna de la ALDF.

Tersa, la exposición ante el Pleno de la ALDF de la Secretaria de Gobierno, Patricia Mercado, transcurrió como estaba señalado en el orden parlamentario, con los posicionamientos “hasta por diez minutos” de un diputado por partido y réplica de la responsable de la política del gobierno de Miguel Ángel Mancera.

Entonces los diputados de Morena comenzaron a exhibir cartulinas criticando  al gobierno de Mancera, situación que la presidenta de la mesa dejó pasar sin mayores incidentes; sin embargo cuando los diputados perrredistas sacaron sus carteles a favor, la todavía presidenta de la mesa directiva, la morenista Flor Ivonne Morales pidió orden.

La actitud de  la presidenta de la mesa, según el diputado del PRD Mauricio Toledo, era, desde ese momento “facciosa e ilegal” debido a que no aplicaba de igual manera el Reglamento Interno de la ALDF en la conducción de los debates.

Morenistas mostraron cartulinas durante la comparescencia de Patricia Mercado.

Con ese antecedente se desahogó el punto de la orden del día para que el Pleno ratificara el dictamen de la Comisión de Derechos Humanos y se procediera a tomar Juramento de Ley a Nashieli Ramírez Hernández, desde hoy y por los próximos 4 años, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México.

En el siguiente punto de la orden se refería a conocer, discutir y en su caso, aprobar el proyecto de  construir la termovalorizadora. Para frenar la votación la fracción de Morena aseguró que tramitó en tiempo y forma una moción de suspensión de la votación en Servicios Parlamentarios, para que de esta forma no se votara en la sesión a “fin de discutir más”.

Sin embargo, el documento no llegó a la Mesa Directiva y los diputados de Morena no pudieron demostrar que habían hecho llegar su moción para suspender la votación. Argumentaron que la burocracia de la oficina de Servicios Parlamentarios no les dio el “acuse de recibo”.

Caos en la sesión Ordinaria de la ALDF.

El debate no pudo ser controlado por la presidenta de la Mesa y ante la inminencia de que se validara la votación para aprobar el dictamen de la termovalizadora, las y los diputados de la fracción de Morena se tomaron la Tribuna de la ALDF para intentar paralizar así la actividad legislativa.

Los morenistas sacaron de la Tribuna a gritos, jalones de pelos, empujones y codazos a las perredistas Rebeca Peralta León, Vicepresidenta de la Mesa y Francis Pirin Cigarrero, Secretaria de la Mesa. Con los ánimos calientes, los diputados se dieron de manotazos, se dijeron de todo y algunas mantas fueron rotas.

Esto, lejos de frenar la actividad legislativa, enardeció a los diputados de la mayoría de los partidos, entonces el Presidente de la Comisión de Gobierno Leonel Luna y Mauricio Toledo, solicitaron a la presidenta de la Mesa Directiva, Flor Ivonne Morales aplicar el reglamento a los diputados que se habían tomado la tribuna.

En cambio, la morenista dio por terminada la sesión sin votar el controvertido dictamen que autoriza que los remanentes financieros de la CDMX cada año, por ley, se destinen a pagarle a Veolia, la empresa que va a construir y operar la termovalizadora. Según Morena se le pagarán 109 mil millones de pesos en los próximos 33 años.

Diputados de Morena toman violentamente la Tribuna de la ALDF.

En plena efervescencia política, en la burbuja perredista se tomaron decisiones y aplicando el Reglamento de la ALDF y su Ley Orgánica, el pleno voto a favor de una moción por la que se destituyó a la Presidenta de la Mesa, “debido a la incapacidad evidente para mantener el orden”. Entonces  la diputada Rebeca Peralta León asumió la Presidencia y Francis Pirin Cigarrero la Vicepresidencia.

Así, con la Tribuna tomada por la fracción de Morena y en medio de gritos y consignas en favor y en contra del proyecto de termovalorización, desde las Curules de la fracción del PRD, Peralta León y Pirin Cigarrero, ambas diputadas por Iztapalapa, retomaron el hilo de la sesión y procedieron a tomar la votación sobre el dictamen en lisa.

Vale la pena hacer aquí un paréntesis en esta crónica para señalar que la empresa Veolia, que es la que construirá la termovalizadora, es la única que podrá darle tratamiento a los residuos sólidos de la CDMX para volverlos electricidad, y es la única que podrá suministrarle energía al Metro para operar las 12 líneas y para darle electricidad a los edificios públicos de la capital. Este consorcio forma parte del plan de reconstrucción de la CDMX, también integra el grupo de empresas que a cambio de “ayudar”, con la reconstrucción obtendrá beneficios  fiscales.

Lucha campal de diputados en la Tribuna de la ALDF.

Con el Reglamento Interno y la Ley Orgánica de la ALDF en la mano, las diputadas Peralta León y Pirin Cigarrero organizaron desde sus curules dos votaciones: El dictamen de la termovalorizadora y el nombramiento del diputado del Verde, Fernando Zárate, como nuevo presidente de la Mesa Directiva de la ALDF. En ambos casos el resultado fue 34 de 66 votos posibles a favor, ninguno en contra, ninguna abstención.

Ya como presidente en funciones, Zárate declaró un receso del Pleno y llamó a reunión a los coordinadores de las fracciones parlamentarias a fin de trazar una ruta legislativa para sacar adelante la comparecencia del Consejero Jurídico, Manuel Granados. Los morenistas desalojaron la Tribuna alrededor de las 5 de la tarde sin lograr ni uno de sus objetivos y sí, en cambio, poniendo en evidencia su aislamiento del resto de las fuerzas políticas de la capital y su falta de conocimientos de lo que entre abogados llaman “técnica legislativa”.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *