En Iztapalapa hay 800 policías; se requieren por lo menos 3 mil para 2 millones de habitantes

Última Legislatura de ALDF marcada por ausentismo de diputados y opacidad en el gasto de millones de pesos
16 septiembre, 2018
Con apoyo y orientación del Consejo Ciudadano dan curso para prevenir extorsión telefónica en la Central de Abasto
17 septiembre, 2018
  • Los delitos que más se cometen en Iztapalapa son los ajustes de cuentas entre delincuentes y riñas entre personas que se conocen

Iztapalapa, 17 de septiembre.- El gran reto del gobierno es involucrar a la ciudadanía en la recuperación del espacio público, lograr que  la gente salga a convivir no solamente de paso, sino a convivir en el espacio público, en materia de seguridad esa es una tarea pendiente.

La Jefa Delegacional, Dione Anguiano Flores, acepta que el espacio público se les cedió a los delincuentes y la gente en la idea de proteger su integridad y su patrimonio se encerró, se pusieron candados, protecciones, lo más que pudiera aislarla de la violencia.

En la segunda parte de la entrevista que  concedió a Gaceta de Iztapalapa, Anguiano Flores revela que 800 policías no suficientes atender a dos millones de personas que viven en la delegación Iztapalapa, por lo que se debe trabajar mucho más en la prevención del delito y en la recomposición del tejido social y familiar.

Policías delegacionales.

“La cantidad de policías que requerimos sería de más de tres mil, en la delegación Iztapalapa tenemos 800.”

Al referirse a los recientes intentos de linchamiento de asaltantes de pasajeros de microbús en calles de la delegación, dice  que no se trata tampoco de que los ciudadanos tomen en sus manos el tema de los delincuentes, sino de que se pueda prevenir, recuperar el espacio público y la convivencia entre las familias para que también se deje de generar delincuentes.

Informa también que los delitos que más se cometen en Iztapalapa son los ajustes de cuentas entre delincuentes, y riñas entre personas que se conocen.

Otro aspecto de la violencia en Iztapalapa son las festividades y carnavales, pues en esta delegación hay más de 365 fiestas de barrio o de comunidades religiosas al año.

Dione afirma que mucha de la gente que participa en las festividades portan armas por tradición, pero esto implica una gran responsabilidad para el portador y para la autoridad, “porque mezclada la pistola con el alcohol, se genera muerte, genera balas perdidas”

Escucha la entrevista completa. Dale click al archivo de aquí abajo:

¿Qué pasó en Iztapalapa en el tema de seguridad durante tu administración?

Es una obligación y una responsabilidad del gobierno otorgar seguridad a los ciudadanos. El tema de seguridad no puede recaer en los ciudadanos. No puede recaer en nadie que no sea el propio Estado, en el caso de la ciudad tenemos una policía centralizada, no es ni siquiera una facultad de la propia delegación, pero eso no significa que no hiciéramos nada.

Me parece que el tema de la seguridad tiene que ser en el caso de los ciudadanos y de los gobiernos delegacionales tiene que recaer en la prevención. Para mi es de suma importancia el que los ciudadanos se involucren en materia de seguridad, pero en seguridad preventiva como es la recuperación del espacio público.

Policías delegacionales

Estoy hablando como una mujer que aunque no nació en la delegación Iztapalapa llegué a la edad de 8 años, hoy tengo 54 años, entonces puedo decir que toda mi vida he vivido en Iztapalapa y entendía que antes el tema lo viví quienes se escondían y quienes tenían que buscar la oscuridad, quienes tenían que esconderse y pasar por zonas que no se les viera eran los delincuentes.

Hoy el espacio público se les cedió a los delincuentes y la gente en esta idea de proteger su integridad y su patrimonio se encerró, se pusieron candados, protecciones, lo más que pudiera aislarte de la ciudadanía, cuando los cambios solamente los podemos hacer los ciudadanos en conjunto.

Cuando nosotros iniciamos e instalamos en algunas zonas el tema de caminatas por la paz, el de la recuperación del espacio público para que la gente saliera era el gran reto del gobierno, involucrar a la ciudadanía en la recuperación del espacio público, lograr que saliera la gente a convivir no solamente de paso, sino a convivir en el espacio público.

Me parece que esa es una tarea pendiente, que se tiene que seguir dando, ese es el gran reto. No habrá número de policías que atienda a dos millones de personas en la delegación Iztapalapa. No se trata tampoco que los ciudadanos tomen en sus manos el tema de los delincuentes, sino el que podamos prevenir, recuperar el espacio público y la convivencia entre las familias para que también dejemos de generar más delincuentes.

Dione Anguiano Flores.

Un joven que no tiene el apoyo de los padres, que no hay una coordinación, una comunicación, que hoy tu puedes estar en familia perro no hay dialogo o es un dialogo de sordos donde quien te mueve y te controla es la televisión. Donde a la hora de la comida en vez de apagar la tv y platicar en familia, hoy en las familias no se sabe que es lo que está pasando con él de al lado, con el hijo o la hija o entre la pareja.

En este sentido mientras no haya una recomposición de estas relaciones, seguramente se estarán creando nuevos delincuentes y será el cuento de nunca acabar. Se tiene que hacer una reflexión en todo este marco y tendremos que actuar de manera conjunta ciudadanos con gobierno, en primer lugar para recuperar el espacio que nos corresponde a los ciudadanos, en segundo lugar, cómo evitamos que siga creciendo el número de delincuentes.

¿Dione en Iztapalapa existe la percepción de que hay un repunte en la violencia, también en la crueldad con la que se cometen los crímenes, hubo varios intentos de linchamiento, esto demuestra un hartazgo de la gente con el gobierno central y delegacional que no ha sido capaz de por lo menos detectar los puntos rojos en la delegación y poner policías en esos lugares?

Yo creo que sí, pero repito, la cantidad de policías que requerimos sería de más de tres mil, en la delegación Iztapalapa tenemos 800,  y esos combinados con el propio gobierno central tenemos policía auxiliar que atiende concretamente las oficinas delegacionales e intramuros, que también hay un robo desproporcionado.

En ese sentido lo que debemos de evitar es que la gente pueda tomar la justicia en sus manos, y por ponerte un ejemplo en Iztapalapa:  Nosotros hoy hablamos de que tenemos un gabinete de seguridad, analizamos el tema de la seguridad y muchas de las riñas que se dan es entre gente que se conoce.

El tema del armamento, que el día de hoy sea tan fácil comprar y tener una pistola. Cualquiera puede tener un arma. El delito no es grave, el que hayan salido también a través de cambiar la ley penal, van a salir más de 40 mil reos y salir a las calles.

Cuando tu conoces la delegación sabes que salieron de la cárcel porque inmediatamente se refleja en las calles. El tema de los ajustes de cuentas entre ellos, las riñas entre las mismas personas que se conocen, son los delitos más cometidos en Iztapalapa.

En esta materia debe haber un cambio en la ley penal, debe hacerse totalmente grave el delito de compra y venta de armas. En el caso de Iztapalapa hay muchos lugares donde se quejan de las pistolas, de las riñas, o de las muertes, pero para nosotros como delegación es una gran responsabilidad el tema de los carnavales y de las festividades que se hacen en la zona y estoy diciendo que Iztapalapa tiene más festividades que los 365 días del año.

Mucha de la gente que participa en estas festividades portan armas, ellos dicen que por tradición, pero esto implica una gran responsabilidad porque mezclada la pistola con el alcohol, pues genera muerte, genera balas perdidas que dejan sin vida o dejan mutilado a gente que no tiene nada que ver con este tema. Entonces el tema de la seguridad también es algo de corresponsabilidad.

¿Por último Dione, los feminicidios en Iztapalapa, que dices al respecto?

Tiene que ver con las parejas, el tema de las relaciones que se establecen entre parejas, los resultados que yo tengo en el caso de feminicidios, es su misma pareja la que atenta contra la mujer. Entonces debemos de cambiar la conducta, la cultura, el respeto, acabar con una educación patriarcal, entender que la mujer esta supeditada al hombre, a su pareja, y empezar a generar relaciones sanas desde el mismo noviazgo que donde se da más este tema.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *