Empoderamiento femenino con una larga lucha por librar: Consejera electoral Gabriela Williams Salazar

Al menos 20 años de retraso en la concepción de un plan integral de desarrollo del Valle de México
4 marzo, 2018
Comparativo de precios al consumidor de productos de primera necesidad en la Central de Abasto de la Ciudad de México
4 marzo, 2018

“Es momento de alzar la voz y exigir nuestros derechos, pues hasta ahora no hemos tenido un cambio realmente grande e importante, seguimos paso a paso para cambiar la situación de las mujeres; sin embargo, aún persiste la violencia contra el género femenino, la diferencia salarial, laboral y de oportunidades”, así lo expuso la consejera electoral del Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM), Gabriela Williams Salazar, en su ponencia Estrategia hacia la participación igualitaria de las mujeres en la vida pública de la CDMX.

En el marco del ciclo de conferencias “La Participación Política de las Mujeres en la Ciudad de México”, la también presidenta de la Comisión de Derechos Humanos e Igualdad de Género del IECM indicó que actualmente las mujeres cuentan con menos recursos económicos, menor acceso a redes de apoyo y a la participación en espacios de decisión pública, siguen dependiendo económicamente de los hombres, realizan trabajo en el hogar no remunerado, persiste la brecha salarial en relación con los hombres y son víctimas de los actos de violencia política por razón de género.

Gabriela Williams Salazar.

Mencionó que durante la lucha por el empoderamiento femenino existieron mujeres notables y líderes a nivel nacional e internacional  quienes alzaron la voz y dijeron: “Yo merezco más”. De esta forma, fue como nacieron los movimientos feministas, logrando derechos en materia de justicia, educación, alimentación, salario igualitario y la obtención de derechos político-electorales. Ejemplo de ello, dijo, es la gran activista pakistaní Malala Yousafzai, quien levantó  la voz y dijo “Hasta aquí”, para exigir el respeto a los derechos humanos de las mujeres.

Consideró necesario que dentro de las instituciones debe haber cambios importantes en cuanto a perspectiva de género, buscando el cambio en las personas para que incorporen la perspectiva de género y haya un cambio personal, con lo que se podrán generar políticas y reglamentación en favor de las mujeres.

Durante el encuentro que formó parte de las actividades de la 39 Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, la consejera electoral consideró que durante el Proceso Electoral Local 2018 se tendrá la oportunidad de ejercer una participación política informada, poniendo atención a las propuestas de las y los candidatos que iniciarán con sus campañas el próximo 30 de marzo y, posteriormente, dar seguimiento al cumplimiento de las promesas de los ganadores.

“Es necesario presenciar a la emisión del voto, dar seguimiento a las propuestas y sobre todo, constituirnos en ese líder con la capacidad de cambiar este país”, dijo.

De igual forma, señaló que la participación política no sólo implica votar, sino también deliberar sobre los problemas públicos y sus soluciones. Además, dijo que es necesario vigilar todas las etapas del proceso electoral, por lo que aprovechó para lanzar una invitación a las y los asistentes a participar como observadoras y observadores del proceso electoral, “pues la ciudadanía ofrece una mirada diferente de cómo se realiza este ejercicio democrático”, sostuvo.

En cuanto al principio de paridad de género, plasmado en la Constitución local, indicó que el Instituto Electoral local tendrá la tarea de integrar el Congreso capitalino de manera igualitaria, es decir 33 mujeres y 33 hombres; incluso deberá haber paridad en las alcaldías, “esta es la primera vez que habrá una conformación de paridad a nivel nacional, en particular en la Ciudad de México”.

Finalmente, la consejera Williams Salazar puso énfasis en el trabajo de las instituciones, sociedad civil y familia en el combate hacia la discriminación, los estereotipos sexistas y la violencia. En cuanto a los partidos políticos, dijo que deben favorecer a la igualdad sustantiva entre géneros con más capacitación e incluirlas en todos los niveles directivos y candidaturas.(Boletín)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *