Diálogos por la Paz y el Bienestar, la Guardia Nacional y mayor presencia policíaca bajaron índice delictivo

Este año se intervendrán 8.4 Km del Canal Nacional, de la Planta de Bombeo en Miramontes, hasta Calzada de La Viga en Iztapalapa
5 agosto, 2019
El manejo de los de los cuerpos de agua de la Ciudad de México debe cambiar, no debemos entubarlos
7 agosto, 2019

Iztapalapa, 5 de agosto.- La incidencia de delitos de alto impacto en Iztapalapa disminuyó 30 por ciento de diciembre pasado al 31 de julio, afirmó la alcaldesa Clara Brugada Molina, reducción que –destacó– se debe al ingreso de la Guardia Nacional en las colonias más conflictivas de la demarcación; a la mayor presencia de los elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, que ahora tienen dos patrullas en cada uno de los 134 cuadrantes, y a los Diálogos por la Paz y el Bienestar implementados por la Alcaldía para conjuntar esfuerzos de los tres niveles de gobierno y ciudadanos para abatir los delitos. 
Al inaugurar la décima etapa del programa Sí al desarme, sí a la paz, Brugada Molina sostuvo que la reducción de la incidencia es muy significativa, más aún cuando se trata de la demarcación más poblada del país con cerca de dos millones de habitantes. Resaltó la importancia que tiene para Iztapalapa la baja en el homicidio, delito que se sigue de oficio y no hay cifra negra, a diferencia de otros en que la gente a veces no denuncia, como algunas modalidades de robo, pero aun así lograr una disminución promedio de 30 por ciento es muy relevante. 
La Décima etapa del programa de desarme voluntario se lleva a cabo en la parroquia de Santa María de Guadalupe, ubicada en la calle Miguel Hidalgo número 1, colonia Guadalupe del Moral, Iztapalapa, de lunes a viernes, de 10 a 14 horas, donde se recibirán las armas sin realizar investigación alguna a sus portadores.  
Respecto de la presencia de la Guardia Nacional en la demarcación, puso como ejemplo que en Desarrollo Urbano Quetzalcóatl –considerada la más conflictiva de Iztapalapa– la disminución es de 55 por ciento con la presencia de esta corporación federal; mientras que en la unidad habitacional Ermita Zaragoza, otra de las más riesgosas, el descenso es de 30 por ciento, como resultado de esta estrategia impulsada por la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, apoyada por el presidente Andrés Manuel López Obrador. 

Resaltó también la asignación de 240 patrullas nuevas de la Secretaría de Seguridad Ciudadana para la vigilancia en Iztapalapa, de modo que se duplicó la presencia policial y ahora cada uno de los 134 cuadrantes en que está dividida la demarcación cuenta con dos unidades.  Lo que sigue es fortalecer la relación de los vecinos con el personal comisionado a cada colonia.
Desde la Alcaldía, subrayó, “hemos implementado una estrategia que son los Diálogos para Construir la Paz y el Bienestar  en Iztapalapa, que consiste en hacer asambleas diarias en las 22 colonias de mayor incidencia”, con los jefes de cuadrantes y representantes del gobierno federal, de la ciudad y del gobierno local para recolectar información que ayude a abatir la actividad de los delincuentes. 
La alcaldesa también dio a conocer que la semana pasada se aprobó un Bando en el que se prohíbe la venta de alcohol en vía pública en todos los espacios, calles y fiestas populares, pues  “no podemos juntar fiesta tradicional con venta de alcohol en vía pública”. La restricción se debe a que  la situación del consumo de bebidas alcohólicas es muy grave, pues a este fenómeno le siguen las detonaciones, las lesiones y los decesos.
La mayoría de los homicidios de arma de fuego tiene que ver con el alcohol, “no vamos a permitir venta de alcohol en las calles de Iztapalapa. Se acaba de emitir el bando para prevenir mayores problemas de inseguridad”, estableció y convocó a todos los comerciantes en vía pública a acatar el referido Bando, que fue aprobado por unanimidad por el Concejo de la Alcaldía. 
Clara Brugada convocó a los habitantes de la colonia Guadalupe del Moral y de toda la demarcación a aprovechar este programa de desarme en Iztapalapa, en el que se han canjeado 414 armas cortas, 81 armas largas, 3 de salva, 49 granadas de fragmentación, tres granadas mortero, 712 granadas de gas, 1 lanzacohete, 443 mil 477 cartuchos de diferentes calibres, seis cartuchos de dinamita y 7 mil 100 estopines. 
En su mensaje, la directora general de Gobierno de la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México, Adriana Contreras Vera, sostuvo que este programa de desarme voluntario ha funcionado, como lo muestran las 3 mil 638 armas canjeadas en las 16 alcaldías,  de las cuales 2 mil 976 son cortas y 433 son largas –entre las que se encuentran fusiles AK 47, otros de calibre .223 y subametralladoras– 229 granadas y 812 mil 825 cartuchos.
Este programa, estableció, es una acción social que ha salvado vidas y que tendrá más frutos al cambiar conciencias y el ambiente que se vive en muchos barrios de la ciudad, pues al retirarse armas cortas y largas de las calles se evitan muchas desgracias. (Boletín)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *