Debido a sus tatuajes, vecina de Iztapalapa es discriminada por empleados de Aeroméxico

Autoridades delegacionales están rebasadas por ola de robos en microbús
11 junio, 2017
Candelaria López solicitó seguro de vida para periodistas y defensores de derechos humanos
13 junio, 2017

Una joven vecina de Iztapalapa con su documentación en regla fue impedida por empleados de Aeroméxico a realizar su viaje a Canadá debido a su aspecto físico.

Los trabajadores de la aerolínea decidieron no documentar a la mujer, cuyo nombre no fue revelado, supuestamente porque mostraba tatuajes en gran parte de su cuerpo. La joven tenía su documentación en regla, reservaciones de hospedaje y permiso para entrar a Canadá.

la afectada dijo a Gaceta de Iztapalapa: “Pusieron como excusa que no tenía boleto de avión de regreso pagado, sólo reservado, lo cual nunca ha sido requisito para impedir que alguien salga del país”.

Reveló que la negativa para abordar el avión vino de los empleados del mostrador de Aeroméxico, no por parte de autoridades de migración de Canadá o de México.

En una “tarjeta informativa” la empresa afirmó que es una aerolínea que no discrimina y que mantiene su compromiso de ofrecer la mejor experiencia de vuelo a todos sus pasajeros.

Sin embargo, el testimonio de la pasajera indica otra cosa. Gaceta de Iztapalapa presenta a sus lectores la carta que redactó la joven mujer discriminada por su apariencia física por los empleados de Aeroméxico.

Testimonio

Planeaba hacer un viaje a Canadá el día 7 de junio de este año a la 1:40 a.m. Llegué al aeropuerto internacional de la Ciudad de México terminal 2 a la hora indicada para hacer la documentación de mi equipaje y revisar que todo estuviera en orden, en ese momento el chico de Aeromexico que me atendía me dijo que necesitaba una fecha de regreso para poder subir al avión.

Yo le expliqué que no tenía fecha exacta ya que planeaba recorrer algunos parques nacionales y otros lugares y después visitaría a un amigo canadiense y no sabía cuánto tiempo me quedaría con él, por lo que el empleado me dijo que no necesitaba comprar el boleto, que bastaba con hacer la reservación y con eso era suficiente para entregarme mi boleto, así lo hice y regresé con él para que me entregara mi ticket y me indicara en donde debía pagar la documentación de la maleta que llevaba. Todo sucedió en orden y después de sacar dinero de mi tarjeta para cambiarlo por dólares canadienses, me dirigí a la sala de abordaje y ahí esperé hasta que nos llamaran para subir al avión.

20 minutos antes de la hora de salida, me llaman al mostrador que está en la puerta de la sala y la señora Wendy Gamboa me pide mi eTA y vuelo de regreso, así que le di mi número de eTA y el número de mi reservación y me dice que no puedo volar porque no está pagado, le expliqué que era solo la reservación porque así me lo había indicado antes personal de Aeromexico.

Me volvió a decir que no y que tenía que estar pagado a lo que le respondí que había otras personas en el vuelo con la misma situación y que por que solo me decía a mi, contestó que ella llamaría a quien tuviera que llamar y se volteó a atender a otro pasajero que además de ir en evidente estado de ebriedad, al momento de preguntarle por su vuelo de regreso simplemente contestó que no tenía porque iría a otro lugar y no le pidieron más;

Regresé a sentarme para comprar mi boleto por internet pues en ese momento ya no había ventas en el aeropuerto cuando comenzaron a llamar a los pasajeros para subir al avión, yo me formé ya que mi boleto ya estaba en proceso de compra en ese momento y en la puerta de la sala nuevamente me detienen y no me dejan subir al avión, por más que le expliqué a la señora Wendy Gamboa y otra que llegó después -me parece que era supervisora.

No me dejaron subir alegando que no sabían si me iba a quedar allá y burlonamente me dice que me avisó con tiempo (5 minutos antes de subir al avión es con tiempo?) La gente pasaba y me observaba como si hubiera hecho algo malo, incluso las personas que tampoco tenían boleto de regreso ya estaban en el avión y yo seguía ahí sin que me pudieran demostrar que lo que decían era verdad, recibiendo un trato déspota y sin poder hacer nada más que ir a buscar mi maleta porque además cuando pregunté por ella me dijeron que incluso desde antes la habían mandado bajar del avión y a las 2am no hay alguien en la aerolínea que quiera o pueda resolver algo.

Me sentí frustrada, impotente, triste por todos los planes que había hecho y ahora no podría cumplir, amigos a los que no podría visitar y todo el esfuerzo que había hecho para poder hacer ese viaje y que ahora así de fácil se iba a la basura, recogí mi maleta y me fui a mi casa.

Regrese al otro día al aeropuerto para buscar una solución y su solución fue cobrarme un mínimo de $230 dólares para cambiar mi vuelo, más el vuelo de regreso y además el vuelo al que me harían el cambio sería al que ellos quisieran, podía ser en dos días o en dos semanas, comprometiendo nuevamente mis planes y sin hacerse responsables de nada.

Así que decidí acercarme al módulo de la Profeco que está en el aeropuerto y me dijeron que incluso quien tendría que haberme detenido no era el personal de Aeroméxico sino migración en Canadá en donde yo hubiera tenido que demostrar los motivos de viaje y me recomendaron que hablara a la aerolínea canadiense en donde hice la compra así que me comunique con la aerolínea West Jet (empresa socia, por eso Aeromexico presta el servicio para salir de México a Canadà) quienes se vieron muy sorprendidos por la situación y rápidamente me dieron una solución favorable.

Ahora Aeromexico responde diciendo que no me dejaron subir porque mi tarjeta era invalida, lo cual es ilógico porque sino no me hubieran entregado mi ticket ni dejado documentar además de que yo tengo el cobro que se hizo a la tarjeta misma que es de mi mamá y también tengo el reembolso que y me hizo West Jet (nunca me hubieran hecho un reembolso si la tarjeta hubiera Sido inválida).

Aeromexico cometió un error y están ensuciando mi imagen con sus mentiras como si yo fuera una clonadores de tarjetas o algo así, soy solo una mujer tatuada, madre trabajadora, a la que Aeromexico discriminó y humilló frente decenas de pasajeros cuando lo único que quería era tener unas agradables vacaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *