Convocó Brugada a vecinos y ambulantes a un acuerdo de convivencia en el espacio público

Para frenar ola de violencia Guardia Nacional vigilará colindancias de la capital con Estados vecinos
27 marzo, 2019
Iztapalapa busca solución al choque del derecho al trabajo de los ambulantes y el derecho a la movilidad de los ciudadanos
28 marzo, 2019

Iztapalapa, 27 de marzo.- Al inaugurar el taller El Derecho a la Ciudad y el Espacio Público, la alcaldesa Clara
Brugada Molina convocó a los comerciantes y habitantes de Iztapalapa a construir un
“gran acuerdo que nos permita convivir en el espacio público con el respeto a todos los
derechos”, y también llamó “a trabajar mucho por Iztapalapa, porque nos está costando
mucho trabajo sacarla del abandono y el rezago”.
La titular del gobierno de Iztapalapa puso en marcha este taller, junto con la presidenta
de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Nashieli Ramírez
Hernández, en cuyas sesiones participarán principalmente locatarios de mercados
públicos, comerciantes de concentraciones y tianguistas, así como colonos, con el
propósito de que se apropien de los conceptos de derecho a la ciudad y espacio
público, que son básicos para la convivencia vecinal.
El gran acuerdo, detalló Brugada Molina, implica lograr que Iztapalapa sea un ejemplo a
seguir mediante la transformación de los tianguis, las concentraciones y del comercio
en vía pública, el cual debe conceptualizarse como comercio popular, cuyo crecimiento
sin control, que se dio en el pasado, debe frenarse.
Estableció que precisamente en el marco del respeto a los derechos humanos, “no se
trata de dejar a nadie sin su sustento diario, eso lo debemos dejar muy claro”, y subrayó
que los tianguis y el comercio popular han sido la salida para mucha gente sin trabajo,
“y mientras no se garantice un empleo digno a todos los mexicanos tenemos que
buscar la manera de cómo pueden desarrollarse los tianguis sin generar problemas ni
perturben el derecho de otras personas”.

Clara Brugada Molina.

Por eso, agregó, la importancia de ese gran acuerdo en Iztapalapa para garantizar el
derecho al trabajo de los comerciantes, pero también los derechos de los vecinos y de
toda la gente a disfrutar el espacio público. Es necesario, afirmó, establecer una
regulación de la actividad comercial y lograr que trabajen en las mejores condiciones.
El taller que hoy inicia, añadió, tiene la intención de avanzar en el conocimiento del
derecho a disfrutar del espacio público que tiene toda la población. “Hoy se han
integrado líderes y comerciantes y en próximas sesiones estarán vendedores y
dirigentes de tianguis, mercados y concentraciones en este esfuerzo conjunto con la
Comisión de Derechos Humanos de la capital, cuyo apoyo es de suma importancia”,
reconoció.
Expuso que en Iztapalapa hay 357 tianguis, con 130 mil vendedores; 10 mil locatarios
en mercados populares, 200 concentraciones y 20 mercados públicos. A todos –
agregó – se les dará apoyo con diversas acciones, a través del Gobierno de la Ciudad
de México o de la Alcaldía.
En su mensaje, la presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, recordó que
en 2016 esta institución emitió una Recomendación relacionada con los comerciantes
en vía pública y la necesidad de compaginar sus derechos con los de los vecinos.
Resaltó que la Alcaldía Iztapalapa, con las acciones que realiza en esta materia, “es la
primera que se está aventando a hacer lo que está planteado en esa Recomendación:
diagnóstico, diálogo y mucho para adelante, para que todos veamos garantizados
nuestros derechos”.
Destacó la importancia de este taller para que entre todos los participantes conversen y
construyan el significado del derecho a la ciudad y el espacio público. La importancia de
que la gente pueda convivir, pasear, conversar, jugar y compartirlo con respeto a los
derechos de todos.
En el evento, la alcaldesa adelantó que habrá un programa de apoyo a las
concentraciones, los mercados populares, que se han autogestionado, para que reciban
recursos mediante el presupuesto participativo, cuyo uso determinarán mediante
asamblea.
En su convocatoria a todos para trabajar por Iztapalapa, Clara Brugada puso como
ejemplo que los tianguistas deben retirar rápidamente los desechos que generan, pues
si estos permanecen en la vía pública, principalmente en la época de lluvias, suelen irse
al drenaje y causar inundaciones.

Los comerciantes en vía pública, por ejemplo en las salidas de las estaciones del Metro,
pueden dejar mayor espacio para el paso de peatones y contribuir a mejorar la
seguridad pública y vial en esas zonas que son muy importantes.
También reiteró que se pondrá en operación un programa de Defensores del Espacio
Público, cuya función será vigilar que éste no sea mal utilizado por comerciantes que
pretendan vender mercancía ilegal o alguna otra anomalía.
Finalmente, expuso la propuesta de los comerciantes del paradero de la terminal
Constitución de 1917 de la Línea 8 del Metro, quienes se organizan para cuidar de las
mujeres, para auxiliarlas en caso de ser víctimas de alguna molestia por parte de
delincuentes, con lo que dan muestra de que aparte de trabajar también tienen
disposición de apoyar a la comunidad.
En el evento participaron también diputados locales y federales, dirigentes de
tianguistas, así como concejales y servidores públicos de la CDHDF y de la Alcaldía.(Boletín)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *