Con apoyo y orientación del Consejo Ciudadano dan curso para prevenir extorsión telefónica en la Central de Abasto

En Iztapalapa hay 800 policías; se requieren por lo menos 3 mil para 2 millones de habitantes
17 septiembre, 2018
Estrenan derechos plasmados en la nueva Constitución habitantes de la Ciudad de México
17 septiembre, 2018
  • Estimulan a víctimas para hacer valer sus derechos y acudir a las instancias correspondientes a recibir atención legal y/o psicológica

Iztapalapa, 17 de septiembre.- Qué es una extorsión, tipos de ésta, cómo actuar ante este delito, modalidades, factores de peligrosidad y protocolos básicos de actuación, fueron algunas de las temáticas del taller “Extorsiones”, que el Fideicomiso Central de Abasto y el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México impartieron a trabajadores del centro mayorista.

Los expertos orientaron a los asistentes para informarse, actuar y prevenir una extorsión telefónica o secuestro virtual, modalidad de delito en nuestro país en la que delincuentes eligen números al azar para llamar y pedir dinero a las víctimas.

Durante la plática, el abogado Víctor Hugo Lozada Robledo indicó que la principal forma de enganchar a las víctimas de extorsioón es con amenazas directas, a través de la violencia psicológica, pero que existen otras formas de este delito que van más allá de la violencia explícita y que resultan casi imperceptibles.

“Hay que inculcar la cultura de prevención en niños, adolescentes, adultos y adultos mayores, para que se abstengan de proporcionar información a desconocidos, a no apagar sus celulares cuando salen de casa, mantener contacto con la familia, no dar información personal y menos de índole económico vía telefónica o en redes sociales”, mencionó.

La psicóloga Xóchitl Duarte Medina explicó que la mayoría de las extorsiones
telefónicas se llevan a cabo por la información que la propia víctima proporciona a través de presuntas encuestas, premiaciones u ofertas de productos.

“Si reciben una llamada en la que se escucha la grabación de un supuesto familiar que pide auxilio, hay que mantener la calma, identificar el número telefónico de donde se recibe la llamada, tono de voz, lenguaje utilizado y sonido ambiental; colgar inmediatamente y localizar al familiar en cuestión”, dijo.

En el taller se expuso que la gente que hace este tipo de llamadas es profesional en engañar a sus víctimas, y aquí es donde empieza el proceso de denuncia a la Policía Federal al 088, o bien, si se prefiere presentar una denuncia anónima al 089.

Los especialistas del Consejo Ciudadano añadieron que a nivel nacional se puede contactar al *55333, la Línea Nacional contra la extorsión, donde están disponibles abogados, psicólogos y otros ciudadanos que ofrecen protección a las víctimas y asesoría en cada caso.(Boletín)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *