Clara Brugada inició la segunda fase del operativo Pasajero Seguro en Cabeza de Juárez

Alerta roja y el doble de policías en Iztapalapa por ola de narco violencia
19 febrero, 2019
 Anunció Sheinbaum inversión de $250 millones en la zona sur del Jardín Cuitláhuac
20 febrero, 2019

Iztapalapa, 20 de febrero.- La alcaldesa Clara Brugada Molina puso en marcha la segunda fase del operativo
Transporte Seguro, en el que 110 de elementos de la Policía Auxiliar viajarán a bordo
de unidades de transporte público de pasajeros que circulan en cerca de 50 ramales de
diversas rutas para abatir la incidencia de robos a los usuarios; además, se fortaleció la
vigilancia en las calles de toda la demarcación al duplicarse el número de policías de la
Secretaría de Seguridad Ciudadana para patrullar Iztapalapa.
Al dar el banderazo de salida a las unidades con los policías a bordo, en la Glorieta de
la Cabeza de Juárez, la titular del gobierno de Iztapalapa aseguró que el objetivo de
esta medida es replicar los resultados de la primera etapa, iniciada en diciembre
pasado, en la que con la presencia de policías auxiliares en microbuses y autobuses
prácticamente se logró reducir a cero la incidencia en los derroteros más peligrosos de
la demarcación.
Aparte de la presencia de la Policía Auxiliar a bordo de las unidades de transporte de
pasajeros, la población de Iztapalapa ya cuenta también con el doble de policías de la
Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México (SSC-CDMX), entre ellos
500 elementos del agrupamiento Fuerza de Tarea, entrenados en reacción inmediata,
quienes fortalecerán el sistema de cuadrantes en la demarcación, donde los habitantes
les dan la bienvenida.
La alcaldesa enfatizó que la inseguridad es el problema más importante para los
habitantes de Iztapalapa y ha rebasado a otras demandas como la falta de agua. Ahora,
con la mayor presencia de la policía preventiva y agrupamientos en los cuadrantes
“habrá vigilantes ligados a la comunidad como desde hace tiempo no se hace; se
abandonó la seguridad pública y hoy empieza a retomarse”, subrayó.

Respecto de la vigilancia policial en microbuses y autobuses, la alcaldesa explicó que
esta medida será temporal mientras se implementa el sistema de videovigilancia con
cámaras instaladas en mil 400 unidades de transporte público de pasajeros y
conectadas a un centro de monitoreo, establecido en la demarcación y conectado al C5
para la reacción inmediata en caso de asaltos u otras emergencias.
Detalló que en esta segunda fase, la vigilancia irá dirigida a cerca de 50 ramales de las
rutas 37, 14, 71, 9, 31, 74, 86 y la empresa 119, que representan un total de mil 511
unidades, que serán rotuladas para que la gente sepa que son vehículos vigilados y
suban con confianza, mientras que los asaltantes “lo piensen dos veces” antes de
intentar un robo.
Clara Brugada hizo un llamado a dueños de autobuses y dirigentes de las rutas a
permitir que sus unidades sean balizadas y que se sumen a cumplir con toda la
normatividad aplicable para la prestación del servicio de transporte de pasajeros
concesionado, para darlo con mayor calidad y seguridad.
Recordó que el 14 de diciembre de 2018 comenzó el operativo Transporte Seguro en el
ramal de la Ruta 37 con mayor incidencia en robo a bordo de transporte público, y una
semana después en el ramal más peligroso de la ruta 14. A la fecha, en ambos se han
obtenido buenos resultados, pues la actividad delictiva prácticamente está en ceros.
Este tipo de acciones derivó del aumento de robos en microbuses y autobuses. En
2017 hubo 576 denuncias y en 2018 sumaron 926, prácticamente “se duplicaron y
generaron una afectación muy grave porque es a la población con menos recursos a la
que le quitan el celular y el poco salario que tiene, y se trata de jóvenes pobres que
asaltan a la gente pobre”.

Sin embargo, destacó la alcaldesa Clara Brugada que el problema no se resolverá sólo
con más policías, sino que ya se están atacando las causas mediante programas
sociales federales, impulsados por el presidente Andrés Manuel López Obrador, para
otorgar becas de 2 mil 500 a jóvenes estudiantes y de 3 mil 600 a jóvenes que se
capaciten para el empleo, a fin de darles alternativas y combatir los índices delictivos.
Respecto del sistema de videovigilancia, dijo que mediante éste se monitorearán mil
400 unidades de transporte público. La alcaldía financiará el equipamiento de 700
vehículos y el centro de monitoreo, primero especializado en esta materia en la Ciudad
de México, mientras los concesionarios financiarán los otros 700.
Llamó a todos los concesionarios y dirigentes de rutas a sumarse a este programa,
iniciado en Iztapalapa y que será aplicado también en otras zonas de la metrópoli por
parte del Gobierno de la Ciudad de México, en el que –aclaró– se compartirá la
inversión para dar mayor seguridad a los pasajeros, pero también a los operadores de las unidades, concluyó.(Boletín)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *